Aprende a trabajar tu productividad

¡La productividad también se trabaja! Y es que pasar más horas en la oficina no significa que seamos más eficientes, ¡al contrario! Con las rutinas a veces ocurre que caes en la misma dinámica todos los días, y dejas de lado la organización. No planificar bien la jornada laboral puede hacer que pasemos horas de más en nuestro trabajo, ¿quieres conocer nuestros trucos para optimizar tu tiempo?

1. Aprovecha el tiempo.

No se trata de tener más horas, si no de no desaprovechar las que tenemos. Perdemos el tiempo en tareas que nos distraen y que pueden llevarnos más tiempo de lo previsto. Seguro que te identificas con llamadas inesperadas, reuniones demasiado largas o interrupciones de compañeros. Parece inevitable pero, con organización, harás que estos “ladrones de tiempo” te quiten el menor posible.

2. Evita el multitasking.

Si no se hace correctamente, esto puede ser perjudicial, ya que empiezas muchas tareas sin terminar ninguna por completo. Así consigues dificultar tu concentración y con ello, aumentar el tiempo que inviertes en esa tarea.

3. Analízate a ti mismo.

Conócete bien para saber que horas son las de mayor productividad. Esto depende de cada persona, puede ser que seas muy productivo a primera hora, o a media mañana después de tomar un café. Es importante conocer estos momentos para asignar las tareas con mayor prioridad a cuando tienes tu atención al 100%, de esta forma, lograrás ser más productivo. ¿Un consejo? Apunta el tiempo que te lleva hacer cada tarea, así podrás organizarte mejor cada vez.

4. Descansa.

Parece obvio, pero a veces se nos olvida que debemos descansar. La desconexión es necesaria para nuestra productividad. Estar disponible constantemente y conectado provoca cansancio, y a la larga perjudica a nuestro trabajo.


5. Consejos para mejorar tu gestión del tiempo.

Elabora una lista de todo lo que tienes que hacer, ésta te servirá para concentrarte en lo importante y no en lo urgente. Finaliza las tareas prioritarias, sé proactivo y adelántate a lo que pueda pasar. Y evita las distracciones eliminando dependencias innecesarias.

¿Nuestro consejo? Con papel y boli, haz una lista clasificada de las cosas que tienes que realizar. Tienes que procurar apuntar todas tus tareas, así podrás tenerlo todo bajo control y priorizarlo.

Esperamos que estos consejos te hayan servido para optimizar tu productividad y mejorar tu día a día en el trabajo. Organiza, desconecta y lograrás grandes resultados. Y tú, ¿tienes algún truco? ¡Cuéntanoslo en un comentario!

Comentarios

Actualmente no hay ningún comentario.

Escribe un comentario

(*) Todos los campos son obligatorios