Cultivadas sin prisas saben mejor

Preparamos el terreno

Preparamos el terreno para que nuestras lechugas crezcan en las mejores condiciones posibles.

Plantamos los brotes

Respetando al máximo la distancia entre ellas para que crezcan con el espacio suficiente.

<