4 recetas con sandía

Sin duda la sandía es una de las frutas del verano por excelencia. Durante este mes de agosto, lo que más nos apetece es preparar recetas refrescantes, y una de las mejores opciones es tomar fruta. 

Hoy os proponemos cuatro recetas con sandía, una fruta muy versátil que combina bien tanto en platos dulces como salados. Aporta ese toque de frescor que buscamos en verano ¡y colorido! Porque su color rojo nos alegra el paladar y la vista y es perfecta para tomar en cualquier momento del día. 

Ensalada de sandía y queso feta: Una combinación que incluye el toque salado del queso feta y el dulzor de la sandía. Preparamos bolitas de sandía y las reservamos. Lavamos y cortamos tomatitos cherry y cebolla dulce en juliana. A continuación, cortamos queso feta en dados y mezclamos todos los ingredientes en un recipiente. Añadimos aceitunas negras, orégano seco, hojas de menta y aliñamos con sal, pimienta y aceite de oliva. ¡Ya está lista nuestra ensalada! 

Ensalada griega con sandía: En esta receta proponemos una combinación muy refrescante. Disponemos en un plato rúcula y canónigos. Añadimos sandía en dados, queso feta en dados y pepino cortado en rodajas muy finas. Añadimos aceitunas sin hueso, nuestras semillas favoritas, pipas, y un toque de ralladura de limón. Por último, aliñamos con una vinagreta de vinagre de módena, aceite de oliva, sal y un toque de pimienta. Estamos seguros de que esta va a pasar a ser una de tus recetas estrella. ¡Sin duda! 

Smoothie de sandía, menta y limón: ¿A quién no le apetece una receta dulce y refrescante para los días de agosto? Ya sea como postre o como merienda, con este smoothie triunfarás seguro. Corta sandía muy fría en dados. Añádela al vaso de nuestra batidora con el zumo de medio limón y unas hojitas de menta. A continuación, lo tritura todo y lo sírvelo en vasos. El refresco del verano es de sandía. ¡Asegurado! 

Polo de sandía: Esta receta es perfecta para disfrutar con los más pequeños de la casa y ¿por qué no? también con los mayores. Quien decía que tomar helado no era sano estaba equivocado. Allá va un polo de sandía que está buenísimo. Cortamos sandía en dados y le quitamos las pepitas. Añadimos el zumo de medio limón y una pizca de sirope de ágave o miel para endulzarlo. Batimos y añadimos pepitas de chocolate negro. vertemos la mezcla en los moldes de helado y dejamos enfriar ocho horas. ¡Listo!

¿Qué os han parecido estas cuatro recetas con sandía? Déjanos en los comentarios de nuestras redes sociales cuál es vuestra forma favorita de tomar esta fruta tan típica de verano. 

Comentarios

Actualmente no hay ningún comentario.

Escribe un comentario

(*) Todos los campos son obligatorios