5 formas de empezar el año con buen pie

¡Año nuevo, vida nueva! O eso es lo que en muchas ocasiones nos gusta pensar. Empezar bien el año es fundamental, y para ello es necesario hacer un balance de lo que hemos hecho hasta ahora y valorar todo lo positivo que hemos conseguido. Hay años mejores y peores, donde has cumplido más o menos propósitos, pero no hay que desanimarse. Es hora de afrontar un nuevo año, donde a pesar de que pueda haber altibajos, es necesario saber cuál es nuestra meta. Eso sí, debe ser realista. No conseguiremos nada si nos ponemos objetivos inalcanzables, solo desmotivación, ya que nos supone un gran esfuerzo llegar hasta ellos. Por ello queremos enseñaros algunos propósitos sencillos que todos podemos conseguir y que nos ayudarán a empezar el año con buen pie, ¿comenzamos?

1.Sé agradecido: valora lo que tienes y todo lo que está por venir. Afrontar la vida de una manera positiva y generosa hace que no solo consigas un mayor bienestar contigo mismo, sino que además facilita la vida a todos los que te rodean. Además, esto también tiene beneficios para nuestro organismo, ya que ese sentimiento de agradecimiento reduce la depresión y el estrés,  y disminuye la presión arterial. Esto lleva a desacelerar los efectos del envejecimiento

2. Intenta mantenerte en buena forma física: con esto no queremos decir que te propongas hacer una maratón si nunca has corrido, sino que te muevas dentro de tus posibilidades. Utiliza menos el transporte público o bájate en alguna parada antes, usa tu tiempo libre para salir a caminar, comparte tu tiempo con tus amigos realizando deporte… Es decir, proponte pequeñas rutinas que puedas alcanzar según tu estilo de vida, ¡pero que sean realistas, sino no permanecerán en el tiempo!

3.Duerme más y mejor: la calidad del sueño es muy importante tanto para nuestro rendimiento físico como mental. Por eso debemos priorizar las horas de sueño frente a otras actividades que no nos generan tales beneficios. Por eso realiza pequeñas acciones como: dejar el móvil treinta minutos antes antes de ir a la cama, lee antes de dormir, ya que te ayudará a conciliar mejor el sueño, evita comidas pesadas a la hora de la cena, etc.

Además, ¿sabías que un buen descanso te ayuda a no aumentar de peso, y a reducir los factores de riesgo de los ataques cardíacos, los accidentes cerebrovasculares y las enfermedades crónicas?

4. Mejora la vida de otras personas: vivir en sociedad nos permite no solo relacionarnos, sino también conseguir un beneficio mutuo con otras personas. De ahí que sea importante no solo pensar en nosotros mismos, sino también en cómo mejorar y ayudar a los demás. Para eso, podemos realizar pequeños gestos que además de permitirnos sentirnos realizados y liberar neurotransmisores de la sensación del placer, ayudarán a conseguir una mejor calidad de vida en otras personas.

5. Busca nuevos hobbies: aprende y emprende. No hace falta realizar grandes proyectos para desarrollar nuevas habilidades, solo son necesarias las ganas. Descubre, prueba, atrévete. Seguro que eres bueno en muchas cosas que hasta ahora no conocías, por eso ponte a prueba. No hay nada mejor que probar nuevas actividades para descubrir cuáles son tus talentos. ¿Te has planteado alguna vez empezar a pintar o jugar a padel? ¿O quizás lo tuyo es la repostería?

Con estos sencillos propósitos podemos sentirnos realizados, mejorando así nuestra vida y a la de las personas de nuestro alrededor. Por eso nos encanta comenzar el año, porque lo tomamos como una nueva oportunidad para hacer todo lo que hasta ahora nos ha costado un poco. Y tú, ¿tienes algún propósito para este 2021? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Comentarios

Actualmente no hay ningún comentario.

Escribe un comentario

(*) Todos los campos son obligatorios