Como mantener un estilo de vida saludable durante el verano

Un gran porcentaje de la población decidió sacar provecho de la cuarentena para comenzar un nuevo estilo de vida. Así, adaptaron su dieta habitual a una más saludable y variada y comenzaron una rutina semanal de ejercicio. Ahora, el reto se halla en mantener estos hábitos durante el verano y hacer frente a las múltiples tentaciones de la época estival. Desde Florette, marca fan de la vida saludable, compartimos una serie de consejos para que el calor, las terrazas y las vacaciones no frustren tu versión más healthy. ¡Apunta estos cinco consejos de nuestra asesora culinaria, Miren Aierbe!

Adapta tu dieta al verano. Para combatir el calor de la época estival es clave optar por comidas ligeras y de fácil digestión. Además, debemos tener presente la necesidad de consumir alimentos que nos proporcionen agua para mantener el cuerpo bien hidratado. Así, las frutas y verduras se convierten en el mejor aliado de nuestra dieta veraniega. Estos alimentos contienen gran cantidad de nutrientes sin resultar pesados y, además, aportan ese contenido en agua tan necesario durante los meses centrales del año. Las ensaladas pueden ser la alternativa perfecta, convirtiéndolas en un plato completo, saciante y, al mismo tiempo, ligero. “Podemos hacer desde una ensalada con rúcula de Florete, pasta y salmón ahumado hasta una versión más clásica con lechuga, atún, huevo duro y tomate. Las posibilidades que ofrece este plato son casi infinitas”, asegura Miren Aierbe, asesora culinaria de Florette. Y Añade, “es un buen momento para combinar las bases vegetales con frutas de temporada que, aparte de dar color y sabor a la receta, son ricas en agua, depuran el organismo y aportan gran cantidad de vitaminas”.

Crea una nueva rutina semanal. Con la llegada del calor se hace más complicado practicar deporte. Sin embargo, solo hay que buscar los horarios en los que la temperatura acompañe. Así, podemos combinar el ejercicio en casa a primera hora de la mañana con unos minutos de trote al aire libre o un paseo en bici cuando caiga el sol.

En cuanto a la alimentación, Miren Aierbe, asesora culinaria de Florette, asegura que debemos adaptar el menú a nuestra rutina veraniega. Si tenemos que comer fuera de casa, podemos elaborar muchas recetas saludables y sencillas para llevar en táper: cremas de verduras, pescado al horno o una ensalada de legumbres. Sin embargo, en momentos puntuales, puede ser difícil cocinar por falta de tiempo. En ese caso, las Ensaladas Completas, las Recetas Micro o el nuevo Combo de ensalada de brotes y tortilla de patata de Florette son opciones sabrosas, completas y saludables para esos días en los que no encuentras un hueco para cocinar.

Haz una lista con todas las mejoras conseguidas y próximos retos. Es importante ser consciente de los efectos que estos nuevos hábitos han tenido en nuestro cuerpo y proponernos nuevos retos a alcanzar. Un estilo de vida saludable ayuda al buen funcionamiento del organismo, física y psicológicamente. Los alimentos frescos y el ejercicio físico, además de aportar los nutrientes y la energía necesaria para nuestro cuerpo, son muy importantes para mantener una buena salud mental. Hacer un listado con todos los progresos obtenidos tras la cuarentena –desde incrementar la resistencia física o la fuerza hasta reducir el estrés y mejorar el estado de ánimo– es un buen comienzo para ver qué se ha logrado y anima a seguir en el camino de la vida saludable y proponerse nuevas metas.

Elabora un calendario de comidas. Con el regreso a las oficinas, las vacaciones y las quedadas con amigos, puede resultar difícil continuar con este nuevo estilo de vida. Por esta razón, es importante planear el menú semanal para evitar improvisar y acabar optando por comer alimentos poco saludables. Para ello, la asesora culinaria de Florette aconseja incluir en todas las comidas frutas y verduras frescas, ya sea como acompañamiento o como plato principal.

“Hay que otorgar a las verduras la importancia que merecen. Son uno de los grandes aliados para mantener una buena salud, ya que aportan al organismo gran cantidad de vitaminas y minerales que refuerzan nuestro sistema inmunológico”, asegura Miren Aierbe. Así, sabiendo qué vamos a comer cada día, podremos organizar las comidas de toda la semana e incluso dejarlas preparadas para que ningún plan de verano acabe con nuestro estilo de vida saludable.

Opta por snacks saludables. Durante el verano es igualmente importante seguir la rutina de cinco comidas diarias. Por eso, para el almuerzo y la merienda, hay que optar por opciones saludables que no resulten monótonas y que además consigan matar el gusanillo. Además de frutas o yogures, podemos elaborar en casa recetas sencillas y diferentes como barritas energéticas de frutos secos o un batido de espinacas Florette, kiwi y plátano.

Según Miren Aierbe “No basta con mantener los hábitos saludables de ejercicio y alimentación equilibrada durante unas semanas. Debemos ser conscientes de que es necesario mantener este nuevo estilo de vida para lograr beneficios completos a largo plazo. Por eso, es necesario continuar con los hábitos saludables también durante el verano”

Comentarios

Actualmente no hay ningún comentario.

Escribe un comentario

(*) Todos los campos son obligatorios