Cómo recibir a los Reyes Magos y sus camellos

Por fin llegó el 6 de enero, o mejor dicho, la noche del 5 de enero. Una de las noches más esperadas por los más pequeños de la casa y con la que tanta ilusión esperan que llegue. Es una noche que recoge todos y cada uno de los sentimientos que uno puede esperar; alegría, nostalgia, miedo, euforia, amor, sorpresa, confianza… 

Llegan los Reyes Magos de Oriente y una de las paradas en su ruta será el salón de tu casa. Entrarán cargados y con los regalos que les pedías en la carta que enviaste, por lo que ya puedes organizarles un buen recibimiento. ¿Sabes cómo ser un buen anfitrión y estar a la altura de los tres Reyes Magos? 

Te explicamos una serie de detalles que no pueden faltar en la entrada y salón de tu casa: 

  • Es una noche larga para Melchor, Gaspar y Baltasar, además, son los tres muy golosos. Para ellos, prepara tres vasos de leche calentita, y si además, lo acompañas con unas galletas o dulces navideños… ¡Seguro que se pondrán las botas!
  • ¡No te olvides de los camellos! Estos acaban muy cansados y sedientos en el recorrido, déjales un gran cuenco de agua y un poco de césped seco para coger energía, te lo agradecerán. Acuérdate de dejarlo junto a la ventana o la puerta. 
  • Los pajes también tienen un papel muy importante esta noche, y aunque por costumbre no lleguen a entrar en casa, podrías dejarles una bolsita con galletas para que puedan comérselas por el camino. 
  • Por último, no te olvides de dejar un zapato por cada persona que vive en casa. Así, les resultará más fácil repartir los regalos. 

Esperamos haberte ayudado a organizar estos preparativos para unos invitados tan especiales. Ahora solo queda irse a la cama pronto y esperar a que no traigan carbón.

Comentarios

Actualmente no hay ningún comentario.

Escribe un comentario

(*) Todos los campos son obligatorios