Descubre cómo aprender a desarrollar la concentración

Hay días en los que nos cuesta más concentrarnos en una simple tarea. Somos conscientes de que debemos acabar un informe, estudiar o resolver algún problema que requiere el 100% de nuestra atención, pero, sin darnos cuenta, nos encontramos comprobando en el móvil las notificaciones de Facebook o Instagram.

Si a ti también te sucede esto a menudo no te preocupes, es bastante común y nos pasa a todos. Nuestro cerebro no está preparado para el constante bombardeo de distracciones que nos rodean y que hacen que dividamos nuestra atención entre varias tareas. Un estudio realizado por Microsoft en 2015 descubrió que el intervalo de concentración, es decir el lapso en el que un individuo puede estar concentrado en una tarea ha bajado de 12 segundos a 8 en el nuevo milenio.

No obstante, la concentración es como un músculo que se puede entrenar. Podemos incrementar nuestra capacidad de atención siguiendo unos sencillos consejos. ¿Quieres descubrirlos con nosotros y mejorar tu concentración?

DESCONECTA:

Si estamos continuamente pendiente del correo o de las notificaciones de whatsapp, no prestamos toda nuestra atención en lo que estamos haciendo. Pon tus dispositivos en modo avión o desconecta las notificaciones cuando necesites focalizar toda tu atención en una tarea. 

ORGANIZA TU ESPACIO Y PAUSAS:

Para mejorar tu productividad y evitar distracciones, es fundamental ordenar tu espacio de estudio o trabajo. Una mesa despejada, un escritorio vacío o un buscador con pocas pestañas abiertas nos ayudará enormemente. El cerebro como cualquier músculo se cansa y necesita oxigenarse. Programa de antemano pausas cada cierto tiempo, aumentarás la efectividad.

CÉNTRATE EN UN TEMA:

Concentrarse es imposible si estás haciendo mil cosas a la vez. Utiliza la regla del 1-3-5 que consiste en detallar una lista de temas pendientes que incluya una tarea grande, 3 medianas y 5 pequeñas. ¡Seguro que te ayuda a conseguir tus retos de cada día!

DUERME LO NECESARIO:

Dormir el número de horas que nuestro cuerpo necesita es fundamental para mejorar nuestros niveles de atención y concentración. Además, es durante el sueño cuando consolidamos los conocimientos que hemos aprendido durante el día. 

ALIMENTA TU MENTE:

Para que tu mente esté a punto y pueda centrarse en lo que necesitas, debes darle los nutrientes y energía que necesita. Evita trabajar o estudiar con sensación de hambre y come entre horas frutos secos o fruta para mejorar tus niveles de atención. Es importante beber agua y evitar la deshidratación. ¡Lo notarás!

Pon estos sencillos hábitos en práctica, aumentarás tu productividad y conseguirás cumplir todas las tareas del día que te propongas. ¿A qué esperas? Desconecta, haz pausas, vete tema por tema, duerme bien y alimenta tu mente.


Artículos relacionados


Si te ha gustado este artículo, no te pierdas estos otros consejos y trucos

¿Quieres conocer todas nuestras ensaladas
y productos Florette?


Comentarios

Actualmente no hay ningún comentario.

Escribe un comentario

(*) Todos los campos son obligatorios