El poder de las plantas. ¿Cómo mejoran las infusiones nuestra vida?

Desde la Antigüedad se han utilizado hierbas silvestres como recurso en la cocina, no solo porque aportan aromas y potencian el sabor de algunos platos, sino también por sus propiedades medicinales. Seguro que alguna vez te han ofrecido una infusión para aliviar alguno de tus problemas, pero, ¿sabes cuáles son las propiedades de cada infusión y cómo nos ayudan?

Una infusión es un un tipo de bebida que se obtiene de la introducción de una planta o partes de ella, generalmente hojas, raíces o frutos, en agua caliente. Si esta agua llega a hervir se le denomina tisana. En ambos casos, se busca que el agua adquiera parte del sabor y las propiedades del vegetal.

Cada planta nos ofrece unos beneficios diferentes, por lo que si no solo queremos disfrutar de su sabor, sino que queremos conseguir un objetivo, debemos saber cuál es la más adecuada para cada ocasión. 

Manzanilla: trastornos digestivos

La manzanilla se podría considerar la reina de las infusiones. Es que esta planta tiene la capacidad para proteger y mejorar las molestias intestinales, además de tener propiedades relajantes. En añadido, no solo se sirve como bebida, sino que también se puede utilizar para tratar heridas o incluso problemas oculares y respiratorios.

Tila: relajación y descanso 

La tila se caracteriza por ser una infusión utilizada para relajarse y combatir el insomnio. Esto se debe a que sus hojas de tilo con las que se elabora, son capaces de mitigar los estados de ansiedad, angustia y estrés. 

Salvia: sistema circulatorio

Esta planta aromática y medicinal tiene propiedades estimulantes o emenagogas. Es decir, estimula el flujo sanguíneo en la zona del útero y de la pelvis, lo que ayuda a la menstruación y alivia los dolores que provienen durante el periodo. 

Valeriana: sistema nervioso

La valeriana, de manera similar a la tila, tiene efectos sedantes y relajantes. De hecho tiene gran poder sobre el sistema nervioso central y, por lo tanto, en el cerebro. Esto hace que sea más fácil conseguir un estado de calma que facilita el descanso. 

Cola de caballo: propiedades diuréticas

La cola de caballo es una planta que principalmente tiene propiedades diuréticas y depurativas, lo que ayuda a eliminar líquidos.

Además, se puede utilizar como cicatrizante al colocarlo sobre heridas o hemorragias o para reducir la tensión arterial y las úlceras bucales. 

Infusión de jengibre: antiinflamatoria

Esta infusión ligeramente picante, elaborada a partir de la raíz del jengibre, tiene grandes efectos antiinflamatorias que favorecen la circulación sanguínea. Además, ayuda en la quema de grasas y en la expulsión de gases.

Pero si estás resfriado, también es una buena opción, ya que destaca por tener propiedades expectorantes. 

Tomillo: sistema inmunológico

Aunque esta hierba en muchas ocasiones se utiliza en la cocina como condimento, consumirlo en forma de infusión también conlleva muchos beneficios. Esto se debe a que el tomillo refuerza el sistema inmunológico, lo que su consumo diario nos ayuda a prevenir resfriados, dolores de garganta o tos.

Gracias a estas plantas, podemos conseguir muchos beneficios para nuestra salud de forma natural y económica. Y tú, ¿qué tipo de infusiones sueles consumir? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Comentarios

Actualmente no hay ningún comentario.

Escribe un comentario

(*) Todos los campos son obligatorios