El origen de la Cobb Salad

¿Quieres descubrir el auténtico origen de la Cobb Salad? Esta colorida y sabrosa receta conocida a nivel mundial tiene una historia muy curiosa. Si te gustan las ensaladas icónicas, te animamos a que conozcas todo sobre la Cobb Salad y descubras todos los ingredientes que necesitas para prepararla. ¿Te animas a probarla?

La receta surgió en el año 1937 en uno de los restaurantes de moda de Hollywood “The Brown Derby” en Los Ángeles, California. El creador fue Robert. H. Cobb, hermano de un conocido jugador de béisbol local.

A día de hoy existen diferentes versiones de cuál es el origen real de esta ensalada. La teoría más arraigada relata que una madrugada el chef tuvo que improvisar un plato para sus comensales y debido a las circunstancias del momento, no tuvo más remedio que preparar algo con los restos que encontró en la nevera. Por lo que escogió algunos ingredientes comunes como aguacate, tomate, lechuga y pollo, los troceó y sirvió de una manera original, en fila sin mezclarlos, para que quedará más elegante. El último toque especial para su creación fue el sorprendente sabor de su salsa original.

Una segunda versión cuenta que, tras una visita al dentista, Robert Cobb pidió que se le preparará un plato con los ingredientes troceados para poder comerla con facilidad. Sea cuál sea la versión real de cómo surgió la idea, el hecho es que fue todo un éxito entre la famosa clientela del restaurante, actrices y actores de la época, y se añadió al menú como una de las ensaladas típicas del local. Según la cadena de restaurantes Brown Derby, desde 1937 se sirvieron más de 4 millones de Cobb Salad y así es como comenzó su popularidad.

¿Quieres aprender a prepararla? Lo cierto es que es una receta muy sencilla y rápida de servir. Los ingredientes necesarios para la base de la ensalada son aguacate, tomate, cebolleta, pechuga de pollo, panceta o bacon, huevo cocido y una base de lechugas y brotes variados como iceberg, canónigos o brotes de espinaca. Existen muchas maneras diferentes de servirla, la más conocida es colocando los ingredientes en filas verticales sobre la base de lechugas.

El último toque de sabor de este sabrosísimo plato es su salsa. Para hacerla necesitarás vinagre de vino tinto, azúcar, zumo de limón, sal, pimienta negra, salsa inglesa, mostaza, ajo y aceite de oliva. Este aliño se puede servir sobre la ensalada o en un bol aparte para añadir al gusto de cada uno.

¿A qué estás esperando? Lánzate a la cocina y sorprende a tus familiares o amigos con esta popular y colorida receta. ¡Un éxito asegurado!


Artículos relacionados


Si te ha gustado este artículo, no te pierdas estos otros consejos y trucos

¿Quieres conocer todas nuestras ensaladas
y productos Florette?

Comentarios

Actualmente no hay ningún comentario.

Escribe un comentario

(*) Todos los campos son obligatorios