¿Por qué debemos tomar legumbres con otra fuente de carbohidratos?

Las legumbres son un grupo de alimentos cuya interesante calidad nutricional los convierte en un aliado de la dieta habitual mediterránea. Además de su versatilidad en la cocina, tienen altos aportes en los tres macronutrientes principales: proteínas, carbohidratos y grasas, así como de otros compuestos como fibra, vitaminas del grupo B, minerales como el potasio o el magnesio …

Aunque en la dieta mediterránea común se aconseja tomarlas entre 2-3 veces por semana, su consumo diario no generaría ningún problema en el cuerpo, si no más bien todo lo contrario. ¡Por no olvidarnos del aporte energético que nos dan! Son súper saciantes y ayudan a prevenir la anemia, enfermedades metabólicas y cardiovasculares, reducir el estreñimiento, mejora la salud intestinal y digestiva gracias principalmente al alto contenido de fibra …

En promedio, las legumbres contienen entre un 20-25% de su peso en proteína pero… ¿Alguna vez has escuchado que tomarlas con otra fuente de carbohidratos es más eficaz para cubrir nuestras necesidades alimentarias? Este dúo es una alternativa saludable, sobre todo para dietas veganas o vegetarianas, ya que potencia la absorción de proteína completa. Esto permite mantener un buen equilibrio entre tres aminoácidos esenciales: la glicina, la lisina y la metionina, que varían mucho entre alimentos. 

Por otro lado, no es indispensable consumir este combinado en un mismo plato ya que nuestro cuerpo tiene la capacidad de reservar estos aminoácidos, obtenerlos y acumularlos para su uso celular en el momento en el que sea necesario. Así, podemos tomar por ejemplo un plato de lentejas a la hora de la comida y complementar a la noche con una ensalada de arroz o quinoa, por ejemplo.

¿No sabes cómo aumentar tu consumo de legumbres de una manera diferente para no caer en la monotonía? ¡Existen muchas maneras de prepararlas! Desde un clásico guiso de lentejas con verduritas hasta un hummus para el dipeo más exquisito, hamburguesas o albóndigas, salsa, en ensaladas, fajitas … ¡La creatividad no tiene límites!

Te damos algunas ideas deliciosas y saludables en nuestro canal de YouTube o en nuestra página de recetas, como por ejemplo la Ensalada Templada de Lentejas y Maíz o la hamburguesa de verduras y lentejas que están deliciosas. ¡Cuéntanos en comentarios cuáles son tus preferidas!

Por cierto, como curiosidad…. ¿Sabías que el cacahuete no es realmente un fruto seco? ¡Es una legumbre! La razón por la que se le asocia ser un fruto seco es por la similitud que tiene la estructura de su proteína con el resto de alimentos del grupo, así como la facilidad para comerlo.

Comentarios

Actualmente no hay ningún comentario.

Escribe un comentario

(*) Todos los campos son obligatorios