¿Por qué es tan bueno el caqui?

El caqui, palosanto, o persimonio es una fruta bastante desconocida, a pesar de que es muy dulce y fácil de comer. Hay diferentes variedades de este alimento, pero los más destacados son los originales de China, Japón o del continente americano.

Esto hace que sea un alimento muy fácil de comer para personas con problemas de estreñimiento o niños. ¿Quieres conocer todos sus beneficios?

  • Ayuda a combatir el estreñimiento y mejora el tránsito intestinal: esto se debe a que es una gran fuente de fibra, por lo que cuando el fruto cuando está maduro ayuda a mejorar la flora intestinal. 
  • Gran contenido de potasio: lo que le hace ser una fruta especialmente beneficiosa para personas con hipertensión arterial. La composición del caqui lo convierte en un buen aliado para cuidar nuestro sistema cardiovascular.
  • Es antioxidante:  nos ayuda a mejorar nuestras defensas naturales.
  • Aumenta la absorción del hierro: esto ayuda a las personas que tienen unas defensas bajas a combatir el riesgo de contraer resfriados. 
  • Aporta excelentes cantidades de betacarotenos: un pigmento orgánico que se convierte en vitamina A en nuestro organismo y participa en multitud de funciones. Ayudando a nuestro sistema inmunológico, cuidando de nuestra vista y manteniendo nuestro cabello y piel en buen estado. 
  • Vitamina C: su contenido en vitamina C favorece la formación de colágeno, mejorando la fuerza de los huesos y la flexibilidad a las articulaciones. También fortalece los dientes, las uñas y el cabello, entre otras. 
  • Vitamina A:  es muy beneficiosa para mantener unos huesos y dientes fuertes, por lo que es una fruta estupenda especialmente para los niños, ya que están en etapa de crecimiento.

Aunque lo más habitual es tomarlo como fruta, hay infinidad de platos y postres donde puedes incorporar el caqui debido a que su dulzor les dan un toque muy especial. ¿Quieres probar alguno?

Te proponemos nuestra receta Ensalada de caqui, pera y queso de cabra, una ensalada especial para esta temporada de otoño-invierno que te permitirá disfrutar de una mezcla de sabores sorprendentes. 

Pimientos rellenos de berenjena, arroz y caqui 

¿Quizás unos pimientos rellenos en una versión más moderna? Puedes rellenarlos con berenjena, arroz y un poquito de caqui. ¡Están deliciosos, lo prometemos!

Comenzamos hirviendo arroz blanco o integral en una cazuela durante 15-20 minutos. 

Para preparar los pimientos, comenzamos cortándolos en horizontal y les quitamos las semillas. Los metemos al microondas durante 4-5 minutos. 

Mientras salteamos en una sartén berenjena cortada en trocitos, maíz y guisantes. Una vez listo, incorporamos el caqui partido en trocitos y el arroz. Mezclamos todo y lo utilizamos para rellenar los pimientos. ¿Sencillo, verdad?

Natillas de caqui y cacao

Sin embargo, si quieres probarlo como postre, ¡prueba las natillas de caqui y cacao! Para realizarlas, solo necesitas un caqui muy maduro, un yogur natural y cacao.

Comenzamos cortando el caqui en trozos más pequeños. Lo añadimos junto con el yogur natural en un vaso batidor y un par de cucharadas de cacao puro. El cacao puede variar según tus preferencias. 

¡Tritura todo y vuelve a reencarnarte en las natillas de chocolate de tu infancia, pero mucho más saludables! 

Después de conocer mejor todos los beneficios de esta fruta de temporada, ¿te animas a incluirlo en tus platos? ¡Cuéntanos en los comentarios cómo sueles utilizar el caqui!

Comentarios

Actualmente no hay ningún comentario.

Escribe un comentario

(*) Todos los campos son obligatorios