¿Qué es el Feng Shui?

¿Estás pensando en renovar algún espacio de tu hogar este nuevo año? Te proponemos que eches un ojo a la filosofía del Feng Shui, el arte y la ciencia de la organización y el diseño de entornos que mejoran el flujo óptimo de la energía.

Uno de los conceptos en el que se basa el Feng Shui es que tu casa es un reflejo de tu mente y es que esta filosofía recoge la energía, el “chi,  y busca organizar el espacio para que esta pueda fluir y ayudarte en todos los aspectos de tu vida. Un cambio afuera puede cambiar tu estado interior, eso es el Feng Shui.

Muchas son las personas que después de implementar el Feng Shui en su hogar notan cambios que les hacen sentir mejor, como la calidad del sueño, las relaciones, el estado de ánimo, un refuerzo de la concentración y la productividad, y en general impulsa tus logros.

¿Por dónde comenzamos? Te damos algunos consejos para que puedas empezar a ponerlos en práctica:

  1. Mantén tu espacio en orden, es uno de los pilares básicos del Feng Shui. Realiza una limpieza completa de tu hogar, el interior de los muebles, el exterior, y no sólo aquello propio de las limpiezas de temporada.
  2. Una entrada amplia y luminosa, para empezar con un buen ambiente positivo y armonioso comenzamos desde la puerta de entrada.
  3. Tener en cuenta la luz. La luminosidad es armonía, y sin ella no hay energía. Tener en cuenta la calidez de las luces, así como su intensidad. Y procurar en la medida de lo posible utilizar la fuente natural.
  4. Utiliza diversidad de materiales. Introduce la madera en el mobiliario, y si lo compensas con electrodomésticos de acero tendrás un gran equilibrio.
  5. El baño, un espacio singular. Procura tener separaciones entre los distintos elementos de tu aseo, y para evitar que la energía se vaya por el desagüe, baja la tapa.
  6. Los colores. Utiliza colores sutiles, sobre todo para la decoración de los espacios destinados al descanso, esto hará que relajes la mente en las horas de sueño o relax.
  7. Las plantas y el agua. El Feng Shui está muy ligado a la naturaleza, por lo que las plantas ayudan a generar un clima muy ligado a la energía, así como el agua, que atrae prosperidad. Si tienes un jardín, ¡no dudes en colocar una fuente!
  8. Juega con los elementos. Hemos incorporado madera, agua, metal… Pero el fuego también tiene su lugar en el Feng Sui. Si no tienes posibilidad de chimenea, utiliza velas, ayudarán a purificar la energía.
  9. La cocina es el corazón de la casa, ahí es donde preparamos riquísimas recetas. Si tu cocina está ordenada y cuidada, tendrás un equilibrio mayor y conseguirás ser más creativo.

El Feng Shui persigue el bienestar, y todo comienza con un mapa de Bagua, donde se muestra la correspondencia entre las distintas áreas de la vida y la casa, un mapa que sirve de guía para tomar las decisiones. Y tú, ¿te animas a aplicar el Feng Shui en tu hogar? ¡Cuéntanoslo en un comentario!

Comentarios

Actualmente no hay ningún comentario.

Escribe un comentario

(*) Todos los campos son obligatorios