Recomendaciones para conseguir que tu hogar sea sostenible

Un hogar sostenible, por definición, es aquel cuyo impacto medio ambiental está reducido al mínimo gracias a diferentes medidas ecológicas que, en pequeños y grandes gestos, contribuyen en la sostenibilidad del medio ambiente.

Te damos algunas recomendaciones para conseguir que tu hogar sea más sostenible:

  1. Controla el gasto energético: La electricidad consume una cantidad de energía mayor a la que nos imaginamos. La opción más sostenible es la instalación de placas fotovoltaicas pero, en caso de que no sea viable en tu vivienda, también puedes marcar la diferencia en otros pequeños gestos: Apaga las luces cuando no las estés utilizando, desconecta los dispositivos cuando estén totalmente cargados, utiliza bombillas LED, aprovecha la luz del sol (¡sube las persianas!), elige electrodomésticos eficientes y programas “eco”… ¡Olvídate del mundo stand-by! Se estima que representan aproximadamente un 10% de nuestra factura de la luz. 
  1. Reduce el consumo de agua: Lo habremos escuchado muchas veces y evitar malgastar agua cuando no la utilizamos es súper importante. Apagar los grifos es lo primero que se nos puede ocurrir, pero…¿has pensado en el agua que desperdiciamos mientras esperamos en la ducha a que salga la temperatura ideal? Una forma muy eficaz de evitarlo es utilizando bolsas para la ducha de manera que este agua la podamos utilizar después para, por ejemplo, regar las plantas. Otra forma de beneficiar al medio ambiente en esta línea es aprovechar el agua de lluvia, priorizar el uso de la ducha en lugar de la bañera, consumir productos frescos que no tengas que lavar en casa …
  1. Cocina de forma sostenible para no desperdiciar alimentos ni consumir más energía: Tapar los recipientes mientras cocinas, utilizar la olla express o aprender a calcular las porciones que vas a necesitar para los próximos días evitará que suba el gasto en varios de los tickets, o el número de comida que acaba en la basura. Planificar tu menú semanal es un gran remedio para ello, ayudándonos a comprar cantidades exactas según nuestras necesidades. ¿Sabías que nuestros productos indican en su embalaje el número de raciones, para que puedas prever con antelación suficiente tu menú? Además, ¡esto fomentará una compra responsable entre las personas de tu alrededor!
  1. Recicla y tira los residuos en el contenedor dispuesto para cada tipo: Siguiendo la política de las 3Rs (Reducir, Reutilizar y Reciclar) consigues darle una vida infinita a los plásticos y evitar que estos perjudiquen al planeta. En el caso de las pilas, el aceite usado, metales … existen puntos limpios acondicionados para evitar confusiones y facilitar esta tarea, tratando los desechos posteriormente de forma excepcional.
  1. Cuidado con la calefacción y el aire acondicionado: En norma general, se recomienda disminuir el consumo de calefacción regulándola a 20º, mientras que el aire acondicionado sería óptimo mantenerlo a unos 26º. La forma más óptima de conseguir reducir al mínimo este consumo es utilizando cortinas y persianas aislantes o cristales dobles que hagan un efecto de protección extra.

¡Empieza a adoptar estas medidas poco a poco para conseguir que tu hogar sea sostenible y contribuya al cuidado de nuestro planeta! Incluso las que parecen más disruptivas, como la instalación de placas solares o de cristales dobles, se tratan de una inversión inicial que a largo plazo beneficiará también a tu bolsillo.

Descubre más sobre nuestro compromiso con el medio ambiente en Compromiso Florette.

Comentarios

Actualmente no hay ningún comentario.

Escribe un comentario

(*) Todos los campos son obligatorios