¿Te gustaría aprender a meditar?

¿Has intentado alguna vez meditar y no sabes muy bien por dónde empezar? Es un ejercicio que puede sonar algo complejo, pero es simplemente la práctica de un estado de concentración y cualquier persona puede realizarlo. Meditando conseguimos centrarnos en el aquí y ahora, pudiendo lograr mucha serenidad.

Nos podemos interesar por la meditación por diferentes motivos, ya sea para conocernos mejor a nosotros mismos, encontrar tranquilidad o reflexionar de una forma relajada. Del mismo modo que existen muchos motivos diferentes por los que practicarla, también hay numerosas formas de hacerlo. Existen técnicas para las personas nerviosas, las que les cuesta concentrarse o aquellas que están pasando por un estado emocional concreto. Cada uno debe de encontrar cuál es el método que mejor le funciona. ¿Quieres conocer cuatro aspectos que te ayudarán a lograrlo?

Busca un lugar tranquilo

Es fundamental encontrar un sitio tranquilo donde te encuentres cómodo y estés aislado de los ruidos del exterior. Apaga la televisión, aléjate el móvil y retira de la zona todo lo que consideres que puede distraerte.

Ropa cómoda

La ropa que uses para meditar tiene que ser elástica y cómoda, para evitar cualquier tipo de distracción y que no te limite los movimientos. Las prendas para practicar ejercicio o dormir son de tejidos holgados y transpirables, por lo que resultan idóneos para este ejercicio.

Busca tu momento perfecto

Es normal que al principio te cueste un poco más concentrarte o relajarte, por lo que es importante empezar en los momentos en los que ya te encuentres relajado como a primera hora de la mañana. Es una buena costumbre practicar la meditación en una hora concreta del día para poder crear una rutina y hacer que forme parte de tu día a día. 

Encuentra la postura adecuada

Es fundamental mantenerse erguido y te ayudará a respirar de una manera consciente. Coloca las piernas de la manera que te sientas más cómodo y puedes ayudarte de un cojín si lo necesitas para sentarte en el suelo. 

La meditación es un proceso que requiere constancia y paciencia. Practícala a diario y notarás cómo vas sintiendo y desarrollando un estado de calma y paz interior.


Artículos relacionados


Si te ha gustado este artículo, no te pierdas estos otros consejos y trucos

¿Quieres conocer todas nuestras ensaladas
y productos Florette?

Comentarios

Actualmente no hay ningún comentario.

Escribe un comentario

(*) Todos los campos son obligatorios