Una segunda vida para tu ropa

Hay muchas formas de ayudar a nuestro entorno. Reciclar, ahorrar agua y electricidad, utilizar energías renovables o reducir el consumismo. Son pequeños actos que están en nuestra mano, y a través de estos mínimos gestos podemos conseguir un gran cambio entre todos. 

La ropa es un bien que tiene un gran impacto tanto ambiental como social, por lo que es necesario que entre todos reduzcamos su consumo, consiguiendo así mejorar las condiciones en las que se encuentra nuestro planeta. 

¿Quieres aportar tu granito dándole una segunda vida a tu ropa? Seguramente abres el armario y no te caben más cosas, subes al trastero y está lleno de zapatos que hace años que no te pones o incluso ni te acordabas que tenías, ¡es hora de hacer limpieza! Coge una caja y empieza a meter todo aquello que ya no quieres y dales una segunda vida.  ¡Mira todo que puedes hacer con esas prendas!

  • Dónalas: ayudarás a las personas que más lo necesitan y cubrirás  las necesidades básicas de familias que no tienen recursos permitiéndoles tener una vida más cómoda. 
  • Crea una nueva prenda: ¡saca la máquina de coser y crea una nueva prenda con la tela de esa camiseta que ya no te pones! No hay nada como diseñar tu propia ropa.
  • Encuentra otra función para esa ropa que está un poco más deteriorada: las mangas deshilachadas de tu jersey favorito ya no son un problema. ¡Córtalas y crea un nuevo chaleco tan de moda este año! O por qué no, ¡una falda calentita para el invierno!
  • Intercambia ropa de segunda mano: la ropa de la que tú estás tan cansada puede tener un nuevo propietario que la disfrutará como si estuviera recién salida de la tienda. ¡Goza estrenando algo nuevo en tu armario sabiendo que además has hecho un buen acto para el medioambiente!
  • ¡Diviértete haciendo manualidades!: tanto los más peques de la casa como los mayores, disfrutamos desarrollando nuestra creatividad. Utiliza esas telas que ya no quieres para que tu hijo cree un nuevo vestido para su muñeco preferido o crea una manta de patchwork con todos esos petachos que tienes inutilizados.  

¿Has visto todas las nuevas oportunidades que le puedes dar a toda esa ropa que tienes en el armario y ya no utilizas? Pequeños actos como estos permiten ayudan a que el mundo sea más sostenible y empático, beneficiándonos a nosotros y a nuestras futuras generaciones. ¡Cuéntanos qué te ha parecido el post en los comentarios!

Comentarios

Actualmente no hay ningún comentario.

Escribe un comentario

(*) Todos los campos son obligatorios