Alimentos que fortalecen y preparan nuestro cuerpo para el cambio de estación

Y por si no lo recordabas… ¡Llegó el otoño! Un cambio de estación que se caracteriza por la bajada de las temperaturas y la “vuelta al cole”. Mientras unos disfrutamos de sus característicos olores y las hojas que se caen al suelo y que nos dejan unas fotos espectaculares, otra parte de la población teme la llegada de los resfriados y que sus cuerpos no se adapten al cambio de clima. ¡Pero no tenemos que preocuparnos si llevamos una alimentación adecuada!

Existen ciertas pautas en cuanto a cambios de nuestro cuerpo que se dan en el cambio de estación. Podemos notar que el pelo se nos cae, la piel está más seca, muchas enfermedades se agravan debido a una bajada de las defensas o que tenemos menos energía. Estas alteraciones pueden indicar una falta de nutrientes esenciales que podemos hacer frente con la alimentación. Hacemos un repaso de cómo deberíamos adaptar nuestra dieta en esta época del año.

Hacer frente al cambio de estación gracias a la alimentación

Si algo sabemos gracias a numerosos estudios, como por ejemplo este, es que la dieta mediterránea es la más adecuada para nuestra salud ya que contempla todo tipo de alimentos y nutrientes esenciales. Una de las claves es que da mucha importancia al consumo de alimentos de temporada, como pueden ser los frutos secos o los higos en otoño, por ejemplo. 

No se trata de hacer un cambio brusco de alimentación, si no seguir pequeñas modificaciones paulatinas para ajustar nuestro cuerpo al cambio de estación

Las frutas y verduras de temporada son los alimentos protectores por excelencia. Estan frescas, con sus propiedades intactas y llegan a nuestra mesa mucho antes que las que tienen que pasar por varios recorridos y cambios de temperatura. La naturaleza es sabia, y pone a nuestra disposición los ingredientes que necesitamos y que aportan a nuestro organismo una dieta variada, completa y adaptada. Algunas frutas de temporada de otoño son las manzanas, las peras o los higos, entre otros. Mientras que si hablamos de verduras, nos encontramos principalmente con calabacines, judías verdes o espinacas.

Además, la vitamina C es una de las más importantes para combatir resfriados, y frutas como las mandarinas o las naranjas son una fuente excelente. ¿No te gustan? ¡Anímate a preparar una ensalada con frutas! Una combinación de sabores que te encantará si encuentras la receta ideal. 

¿Empieza el frío y necesitamos abrigarnos más? ¡Vuelve a los clásicos platos de cuchara calentitos! Ahora tu cuerpo está en continuo esfuerzo para generar calor y estar en una buena temperatura, por lo que agradecerá que consumas alimentos calientes que te ayuden a combatir el frío. Las legumbres, los purés o los guisos son las recetas más clásicas y que además incluyen vegetales para tener una receta de 10. Mira esta deliciosa crema de verduras y jengibre. Por cierto… ¿sabías que las infusiones con jengibre y miel nos ayudan a reducir los síntomas de resfriado? 

Y qué hay de las especias?

Adicionalmente, los ingredientes culinarios como las especias cuentan con propiedades variadas de las que podemos sacar provecho:

  • La cúrcuma es una de las más curativas y es debido a su ingrediente activo, el curcumín. No sólo tiene efectos anti cancerígenos, sino que es un antioxidante y antiinflamatorio muy potente. Por ello, se recomienda para aliviar síntomas de dolores como el generado por el periodo menstrual, entre otros.
  • Jengibre: Nos ayuda a mejorar la digestión y, como resultado, a que nuestro organismo pueda absorber eficientemente los nutrientes de los alimentos que consumimos. Además, fortalece el sistema inmunológico, mejorando nuestras defensas de cara a gripes y enfriamientos. 
  • Comino: Ideal para resfriados, bronquitis, asma, tos … Además, se recurre a esta especia para hacer frente a alteraciones digestivas o la artritis. 

¡Descubre un montón de recetas con especias en nuestra página web! ¿Cuál vas a hacer? ¡Te leemos en comentarios!

Comentarios

Actualmente no hay ningún comentario.

Escribe un comentario

(*) Todos los campos son obligatorios