Aromas que encontramos en las plantas

Los olores despiertan emociones y recuerdos. Seguro que alguna vez has vuelto a un sitio y, por alguna razón, conserva un aroma especial que sólo sientes cuando vuelves. Incluso cada estación del año se caracteriza por una serie de olores únicos. ¡Con las plantas ocurre lo mismo! 

¿De dónde sale su aroma?

La fragancia que desprenden surge como resultado de los aceites esenciales que secretan (las glándulas, los pelos glandulares o los tricomas, por ejemplo) y de la presencia de hongos y microorganismos. Como curiosidad, este olor que desprenden es imprescindible para la supervivencia de las mismas, ya que consigue atraer a los polinizadores: abejas, mariposas y pájaros, entre otros.

Por ello, podemos recurrir a una serie de plantas aromáticas con las que conseguiremos que nuestro hogar huela bien sin necesidad de acudir a ambientadores y de una forma más natural. No obstante, debemos tener cuidado a la hora de hacer esta selección ya que determinados tipos de plantas tienen una fragancia fuerte que ocasionaría el efecto contrario, saturarnos. 

En muchos casos, las plantas aromáticas son también medicinales. Como veremos a continuación, muchas de ellas conservan determinadas propiedades que son beneficiosas para nuestra salud, aportándonos sensación de tranquilidad y armonía.

Plantas con aromas agradables para nuestro hogar

Hacemos un repaso de aquellas plantas cuyo aroma es agradable para guardar en nuestras casas, ya sea en el salón, la habitación o la cocina. Además, ¡muchas de ellas las podemos cultivar en nuestro jardín!

  • Lavanda: La planta aromática por excelencia y que todos en alguna ocasión hemos podido oler. Existen alrededor de 60 variedades diferentes, cada una con un toque único. Durante siglos se ha utilizado para ayudar a calmar y equilibrar, resultando ser una planta idónea para decorar nuestras casas y tener una mayor sensación de paz. También se utiliza en medicina, para elaborar infusiones con poder curativo (por ejemplo, para conciliar el sueño) e, incluso, jabones artesanales. 
  • Albahaca: Además de ser una planta que no necesita de un exhaustivo cuidado para mantenerla fresca y en buen estado, desprende un perfume muy agradable. Podemos encontrar diferentes especies, de las cuales algunas pueden incluso aportarnos un perfume especiado que nos recuerde a la canela.
  • Jazmín: Un aroma que envuelve todo el jardín, independientemente de la variedad que cultivemos, y que tiene efectos antidepresivos y relajantes. Su dulce olor proviene principalmente de un compuesto llamado linalol y nos aporta una sensación de paz y tranquilidad, lo que nos ayuda a vencer el insomnio y la ansiedad, mejorando nuestro estado de ánimo.
  • Eneldo: ¡Una de las especias top que utilizamos en la cocina! Y que podemos cultivar en nuestros espacios interiores bien iluminados para aportarnos un aroma que no nos dejará indiferentes. Además, es una planta que pierde rápidamente su aroma y que su punto aromático óptimo lo consigue cuando está fresco. Por ello, conviene consumirlo con cierta rapidez. 
  • Geranio limón: Como su propio nombre indica, obtendremos un aroma muy cítrico: el del limón. Muy utilizado en la industria de la perfumería, especialmente porque incluso las hojas desprenden esta fragancia. 
  • Gardenia: Aunque no es la planta más común para aromatizar dado que tiene un perfume intenso, también podemos utilizar para aromatizar estancias amplias como el salón de casa. A la hora de cultivarlas en casa, es importante que las mantengamos en una zona con buena luminosidad sin que llegue a darles el sol directo. 
  • Jacinto: Un intenso olor a limpio que hará a nuestra casa sentirse un lugar muy agradable.  

Si quieres saber más trucos para conseguir una mayor sensación de paz en el día a día, te recomendamos este artículo: Soji, el método japonés que te ayuda a encontrar la paz interior

¿Qué otras plantas aromáticas conoces? ¡Te leemos en comentarios!

Comentarios

Actualmente no hay ningún comentario.

Escribe un comentario

(*) Todos los campos son obligatorios