Consejos naturales para aumentar las defensas

El estilo de vida saludable es esencial para mantener el organismo fuerte y resistente. Además de llevar una buena alimentación y evitar malos hábitos como fumar o dormir poco, existen una serie de alimentos y suplementos naturales que te ayudarán a mantener tus defensas bien altas. Reforzar nuestro sistema inmunológico es indispensable para mantenernos fuertes ante posibles enfermedades. Por eso desde Florette queremos ayudarte a mantener un estilo de vida saludable proponiendo una serie de consejos naturales para aumentar las defensas.

Miel con limón. El limón es un cítrico alto en vitamina C y la miel contiene propiedades antisépticas que ayudan a prevenir las infecciones. Solo mezcla dos cucharadas de miel caliente con el jugo de un limón. A esto le puedes añadir un poco de jengibre, que tiene numerosas propiedades beneficiosas para la salud, entre las cuales destacan su carácter antibiótico y antiinflamatorio.

Té de equinácea. La equinácea, procedente de Estados Unidos, es una planta herbácea conocida por sus grandes beneficios y que ha sido utilizada como planta medicinal durante muchos años. Estimula el sistema inmunológico ya que tiene propiedades antibacterianas y antivirales. Para su preparación solo es necesario hervir una taza de agua con una cucharada de hojas secas de equinácea. Puedes encontrarla en cualquier herbolario o tienda de productos ecológicos.

Las verduras son excelentes por sus propiedades purificadoras, sirven para aumentar el número de células que combaten las infecciones. Por ejemplo los tomates y los pimientos aportan vitamina C y los polifenoles necesarios para el organismo.

Una opción perfecta para mantener tus defensas altas y mantener una dieta saludable es nuestra nueva ensalada funcional Inmuno, una fuente de Vitamina A y Ácido Fólico. O si lo prefieres, una ensalada activa con mandarina, rica en vitamina C ¡Perfecta para cuidarte!

Otra manera de aumentar tu nivel de defensas es consumir alimentos probióticos. Los probióticos son microorganismos que, cuando se administran en cantidades adecuadas, confieren un efecto beneficioso para la salud. Algun ejemplo de alimentos probióticos son el chocolate negro, los encurtidos, el yogur o la kombucha.

Por otro lado, también existen alimentos a evitar, ya que bajan nuestras defensas. Estos son el alcohol, los azúcares y los conservantes y aditivos.

Esperamos que estos remedios naturales os hayan resultado útiles ¡Cuéntanos en un comentario que te han parecido!

Comentarios (1)

  1. María28 octubre 2020

    Muchas gracias

Escribe un comentario

(*) Todos los campos son obligatorios