Consejos para motivarse en verano y llevar una vida activa

¡Nos encantan las tardes en la playa tomando un cocktail saludable! Calor, días más largos, vacaciones, ropa fresquita … la motivación por mantener una rutina saludable suele bajar un poco en esta época del año. 

El estado de ánimo es esencial para nuestra productividad y compromiso, por lo que debemos intentar que estos trucos que os damos para seguir una vida activa en verano encajen con tus gustos para generar un hábito, y disfrutar de ello.

  • Mantén una buena hidratación y come de forma saludable, priorizando frutas y verduras de temporada y frescas.
  • Evita el estrés en el trabajo: dividirlo en tareas o buscar ratos de ocio con tus compañeros fuera del trabajo para sentiros alineados te ayudarán.
  • Haz deporte en las primeras o últimas horas del día, si es al aire libre. En caso de que practiques deporte en un espacio cerrado, asegúrate de que está a una temperatura correcta e intenta llegar con tiempo suficiente para que tu cuerpo se acostumbre al ambiente. ¿Te gusta nadar o los deportes de agua? ¡Es por excelencia la mejor opción!
  • Fija un horario para entrenar, y planifícalo con anterioridad suficiente: mantener una rutina es esencial y te ayudará a estar comprometido, además de crear un hábito que te ayudará a largo plazo. El verano es la oportunidad perfecta para comenzar. Si tienes un horario fijo y sabes previamente qué tienes que hacer, será más difícil que te lo saltes.
  • ¡Practica un deporte nuevo! Aprenderás cosas de tí mismo y es una gran oportunidad para convencer a ese amigo o familiar que siempre quiere hacer planes en compañía. Además, ahora es cuando estamos más motivados y con ganas de aprovechar al máximo los días.
  • Busca un combo ideal entre turismo y deporte: hacer excursiones en la montaña, dar paseos por la playa, descubrir una ciudad a base de patearla …
  • Registra lo que haces que te haga sentir bien y comprueba tu progreso. Recordar las cosas que te han hecho feliz te hará sonreír. 
  • ¡Busca un cómplice! Nada mejor para que te ayude en esos momentos más difíciles y hacerlo divertido juntos.
  • Recuérdate continuamente que quieres conseguir con un estilo de vida activo: cuidar tu cuerpo.
  • Descansa.

Y, sobre todo, no te preocupes si un día no has hecho todo eso que tenías planeado. La clave está en la flexibilidad y la tranquilidad por disfrutar de cada momento sin preocupaciones, siendo conscientes de lo que nuestro cuerpo necesita y evitando remordimientos de ningún tipo. ¿Tenías planeado ir al gimnasio pero te ha escrito esa persona con la que hace tiempo que no quedas para ir a tomar algo? Busca el equilibrio y encuentra tiempo para todo: no hay nada más saludable para nuestro cuerpo y mente que eso.

¿Nos cuentas en comentarios tus trucos?

Comentarios

Actualmente no hay ningún comentario.

Escribe un comentario

(*) Todos los campos son obligatorios