Las mejores cremas frías para el verano

Con la llegada del verano, nuestra alimentación, el cuerpo nos pide menús más ligeros para sobrellevar mejor el calor y no sentirnos tan pesados al hacer la digestión. Por ello, solemos huir de caldos y platos calientes y preferimos tomar platos mucho más ligeros, frescos y fáciles de preparar, como las ensaladas o las sopas frías. Por eso desde Florette te proponemos 4 cremas frías de muy sencilla elaboración perfectas para esta época del año.

Sopa fría de manzana y rúcula

Una original receta de sopa fría de manzana y rúcula que no te dejará indiferente, ¡fresquita y saludable! 

Como ingredientes necesitaremos 1 pepino, 5 packs de manzana Florette, sal, 30 ml de vinagre de manzana, 50 ml de aceite de oliva, 200 ml de agua fría, piñones, 1 remolacha y 1 Ensalada primeros brotes de rúcula Florette. 

Primero pelamos el pepino y lo cortamos en porciones. Cortamos también la manzana y colocamos ambos en un recipiente para batir. Añadimos sal, vinagre y aceite. Cubrimos con agua fría y batimos el conjunto hasta obtener un resultado homogéneo. Servimos en vasos o tazas. Tostamos los piñones y cortamos la remolacha en daditos. Decoramos con los ingredientes anteriores y terminamos con unas hojas de rúcula.

Una receta distinta de primer plato que te encantará. Una forma original de disfrutar del sabor de la manzana, con una cremosidad especial y el toque picante de la rúcula.

Sopa de melón con jamón

El melón con jamón es un plato sencillo pero no por ello deja de ser una de las recetas más populares en los meses estivales. Convertido a sopa fría es un plato muy sencillo y nutritivo. Una crema fría ideal para los días de calor.

Para este plato tan solo necesitamos un melón y 100 gramos de jamón ibérico. Cortamos el melón, apartamos las semillas y retiramos la pulpa a un recipiente. Trituramos hasta conseguir una crema. Lo enfriamos en el frigorífico. Después cortamos el jamón en pequeños trozos y lo añadimos a la crema. Si lo prefieres, puedes saltear el jamón o calentarlo en el microondas para conseguir un delicioso contraste crujiente.

Receta de Sopa fría de sandía con salteado de habas

Te proponemos una sopa fría de sandía acompañada de habas frescas salteadas. Un tipo de receta de cuchara que se puede tomar bien fresquita y tener siempre preparada en la nevera. Este sorprendente y delicioso plato es similar a un gazpacho, muy sencillo de elaborar. La sandía es una fruta con un alto contenido de agua que viene fenomenal para hidratarse, refrescarse y complementar la dieta durante los meses más calurosos del año.

Para esta sopa necesitaremos 1 rodaja de sandía, 1 remolacha, 1/2 pepino, 1 trozo de pimiento verde, 1 diente de ajo, 200 gr. de habas frescas peladas, taquitos de jamón, vinagre, aceite, sal y perejil.

Para la sopa fría de sandía, pelamos la sandía, el pepino y la remolacha y lo cortamos en trozos. Picamos también el pimiento y el diente de ajo. Añadimos todo a un recipiente y aliñamos al gusto. Una vez que ha pasado un buen rato en la nevera trituramos.

Hervimos las habas durante un minuto. Retiramos, escurrimos y pelamos. Después salteamos las habas con los taquitos de jamón durante unos minutos. Servimos la sopa de sandía con las habas salteadas, un chorrito de aceite y espolvoreamos perejil. ¡Está buenísimo!

Crema de zanahoria y manzana al curry

Suave, con un sabroso y delicado contraste de sabores. Una crema digna de un gran cocinero pero fácil de hacer. Está muy rica y como además podemos dejarla hecha con antelación es perfecta para irte a la playa o a la piscina y al llegar tomarte un plato bien fresquito.

Los ingredientes necesarios son los siguientes: 1 cebolla, 1 puerro, 3 manzanas, 2 cucharadas de curry en polvo, 4 zanahorias, 1 naranja, 1 limón, 1 litro de caldo de pollo, aceite de oliva, sal y pimienta. 

En primer lugar picamos la cebolla y el puerro. Después rehogamos con aceite hasta que queden pochados. Agregamos las zanahorias y las manzanas peladas y troceadas. Removemos a fuego lento un minuto y añadimos el curry, ralladura de naranja y el zumo del limón. Después de cocer y remover durante unos segundos, añadimos el caldo y llevamos a punto de ebullición. Tapamos y cocemos suavemente durante 50 minutos.

Una vez cocido lo trituramos hasta conseguir una textura cremosa y fina. Ponemos sal y pimienta al gusto. Puedes añadir unas hojas de menta a la hora de emplatar para conseguir ese toque extra de frescura.

Esperamos que estas recetas de cremas frías te hayan gustado y te ayuden con estos calurosos días de verano. ¡Anímate a preparar alguna y no te arrepentirás!

¡Cuéntanos qué te ha parecido en un comentario!

Comentarios

Actualmente no hay ningún comentario.

Escribe un comentario

(*) Todos los campos son obligatorios