Practica Yoga en la Playa

¿Sabías que el significado de la palabra yoga es “unión” y hace referencia a la que surge entre cuerpo y mente gracias a la práctica de este deporte? Si de algo estamos seguros es que los deportes que ejercitan mente y cuerpo simultáneamente son cada vez más comunes. Esto es gracias a la multitud de beneficios que tiene no solo en el bienestar físico, también psíquico.

En este caso hablaremos del yoga en la playa, una alternativa al yoga tradicional donde cambiaremos las esterillas por la arena y añadiremos la dificultad de la inestabilidad de la arena.

Si te decides a practicar este deporte en la playa te recomendamos que elijas las primeras o últimas horas de la mañana para así aprovechar cuando menos gente haya y las temperaturas sean más agradables. De este modo podrás disfrutar de más silencio y tranquilidad a la vez que percibes una luz muy especial. Otro de los factores a tener en cuenta a la hora de practicar este deporte es que no se realicen grandes ingestas de comida previamente ya que dificultará la práctica de ciertas posturas.

Gracias a que estamos en continuo contacto con la arena y que se realiza descalzos, necesitarás estar más concentrado para poder mantener el equilibrio, lo que a su vez, hará que fortalezcas mucho más los músculos y corrijas la postura natural del cuerpo.

La sensación que la arena provoca en nuestro cuerpo te ayudará a estar más relajado y en sintonía con la brisa y sonido del mar. Además, ya que esta superficie es mucho más blanda que cualquier otro tipo de suelo, te ayudará a perder el miedo a aquellas posturas en las que no es fácil mantener el equilibrio y da miedo caer al suelo.

Es importante que te protejas bien del sol pues, a pesar de recomendar su práctica en las primeras y últimas horas de la mañana, los rayos del sol están presentes en todo momento y debemos proteger nuestra piel de posibles quemaduras. Así, tu único reto será conseguir coordinar la respiración y movimientos con el sonido del mar. Como siempre solemos recomendar, cada persona tiene una situación diferente por lo que sería interesante acudir previamente al médico y consultar si es posible que puedas practicar este deporte.

Como podéis ver, todo son beneficios y mejoras cuando practicamos deporte pero, si además añadimos que se practiquen en lugares que te ayuden a conectar con la madre naturaleza ¡todo es mucho mejor! Y tú ¿practicas yoga? Cuéntanoslo comentando en nuestras redes sociales.


Artículos relacionados


Si te ha gustado este artículo, no te pierdas estos otros consejos y trucos

¿Quieres conocer todas nuestras ensaladas
y productos Florette?


Comentarios

Actualmente no hay ningún comentario.

Escribe un comentario

(*) Todos los campos son obligatorios